miércoles, 17 de febrero de 2010

POEMA JAPB-002



D.P. go home
(34,78 megajulios volverán a la tierra, porque de ella fuisteis tomados)



¡Tierra! grita en la proa el navegante, / y confusa y distante / una línea indecisa
(grosso modo, 685 kilómetros de costa caribe)         / entre brumas y ondas se divisa.

No hay eco de la voz que viene del very large crude carrier,
dentro de su diafragma metálico y ahíto
                                        [[ doble casco ]]

gritan ¡Tierra! 
mas advierten a Mendelejeff, a Engler, a Kramer …

más de 300.000 toneladas de detritus presionado
más de 300.000 toneladas de mierda antiquísima,
                        toneladas de peso muerto.

Veo esto a 41 días de Shangai  —eso a 14 nudos, con mar en calma—
veo y no oigo, porque acá no se gritan nombres propios:
                                                            caen por la borda
                                                            ¡nombre al agua!

Shangai significa “por encima del mar”
así van hasta allá las toneladas de pereza


Megatherium, not yet:


hay que pagar el satélite.

más de 300.000 toneladas de soya espesa
más de 300.000 toneladas de megaterio molido para el siumai,
                        toneladas de peso muerto que ayudarán a extinguir las bicicletas
                        [[ 载重吨位, que se lee zài zhòng dùn wèi ]

y el viento al suspirar entre las cuerdas, / parece que me dice: «¿no te acuerdas?».
                                                      soya espesa, carne molida y mierda.


Ese cielo, ese mar, esos cocales /separan al marino del delta del Yangtsé
                                           [[ la garganta panameña fue un atasco ]]

más de 10.000 papilas gustativas de nostalgia
más de 10.000 caliciformes, fungiformes, filiformes y foliadas
                       papilas que cada dos semanas morirán de salitre.

aunque en sueños ya muerde el fondo de la mar hirviente / se regocija en el bocado ausente
volviéndolo de pronto verdadero, afilando el sabor  / del ancla el férreo diente.
                                                                                / hasta en labios del tosco marinero.

Dólar Petrolero, 
atracas y se desfondan los bandullos | metálicos que celestes se celebran
                                                           satélites a cambio de hidratos
                                                           de un carburo que no madura molleras.







al aire puro y blando / la enseña tricolor del pueblo mío
cobra por vía satélite el envío | con el timbre lisonjero del pa’ cuándo.

más 300.000 toneladas de chinaerospacescience
más 300.000 toneladas de andtechnologycorporation.
                    toneladas de peso muerto
                    Direct Broadcasting System
                    DBS versus DWT
                    deadweight tonnage, que llaman.
                    ¡ay, qué pagaré el satélite!

Salte de órbita… ven, Simón Bolívar…
ven, corazón, y vierte / tus lágrimas ahora!
                               embáucanos con tus diez mil antenas
                               que el D.P. se devoran.


***

“Amadísimo líder, aquí estoy: de mi destierro vengo
                             con el barco pesando mucho menos,
                             puesto en manos vernáculas… locales
                             dispuesto a confrontar, ¡y a lo hecho, pecho!”



D.P. te has convertido ya en Beatrice
y «Tengo un presentimiento que me dice / que no he de verte más bajo este techo»

doce transpondedores (bandas ge) y otros catorce más (con bandas jota)
nos iluminan hoy y se alborotan en el espectro azul innegociable:
                                                   van a luchar con las ondas brazo a brazo /
                                                   hasta caer en su mortal regazo
                                                   satélite en tiempos de luces cortas
                                                   el alma en paz y con la frente erguida!
Simón Bolívar,  ¡bip!
                            ¡Uh, Ah!
                            ¡Alegría! Desfilan los ká-ochos de entrenamiento

Ya hay eco dentro del very large,
hora es de darle al nene su comida,
hay que apagar el satélite

(y así la nave emprende su vuelta a la patria
vuelta a la patria
a la patria
vacía)

1 comentario:

  1. Versos en cursivas:
    J.A. Pérez Bonalde. "Vuelta a la Patria". 1875.

    ResponderEliminar